Google+

lunes, 30 de agosto de 2010

LECTURAS OBLIGATORIAS, FOMENTO DE LA LECTURA Y LA VERDAD SOBRE EL CASO EDUARDO MENDOZA

Aquí voy a hacer una reflexión y de paso compartir un descubrimiento que me ha acontecido en vacaciones. Si, he estado todo el mes de vacaciones con la consecuencia de tener totalmente abandonado el blog. Pero ya he vuelto al mundo. Al de la red y al de los jefes con más pena que gloria, la verdad.

El caso es que ya llevaba yo unos días por Niza (ya adelanté mis planes vacacionales en este post)y un poco haaarta de tanto francés (en esta ocasión me refiero al idioma), decidí comprarme algún librillo en español. Se me olvidó llevarme la lectura. Algo imprescindible para un día playero. En cambio llené la maleta de sandalias con tacón imposible ¿?? Divago.

¿Y por qué vas a cualquier Fnac de España y hay un montón de novelas en francés y en Niza, ciudad turística donde las haya, no encuentras más que cuatro, literalmente cuatro en español? Divago otra vez.

Al tema. Entre esas cuatro novelas, a saber: Don Quijote de Cervantes, El Aleph de Borges, la Celestina de Fernando de Rojas y Sin noticias de Gurb de Eduardo Mendoza, me llevé por motivos obvios de densidad e intensidad adecuadas al momento, ésta última. ¡Y este es mi gran descubrimiento! Me encantó. Me reía yo sola con sus parodias e ironías. La leí prácticamente de un tirón. Totalmente recomendable.

Seguro que muchos de vosotros ya habeis leído este libro de sobra conocido y recomendado pero yo tenía una especie de rechazo traumático por este autor. ¿Por qué? Porque en el colegio nos obligaron a leer su también muy aclamada novela La verdad sobre el caso Savolta y a mí se me hizo pesadísima y aburridísima. No sé qué edad tendría yo entonces pero está claro que no era mi momento para leer eso. Ahora si me preguntas de qué iba, sólo creo recordar que era policiaca y tal. Evidentemente nada que ver con Sin noticias de Gurb. Pero ¿quién sabe? Igual me ha llegado el momento de volver a leerla y descubrir que me encanta. La reflexión de la que hablaba al principio está clara. No se puede incentivar la lectura obligando a leer. Los gustos son diferentes y tu estado anímico y tus vivencias pueden hacer que algo te llegue e incluso te marque o por el contrario que lo relegues al apartado de tochos infumables aun sin serlo realmente. Ya no entro ni siquiera a valorar la madurez intelectual de cada uno. Todas estas cosas cambian con el tiempo y lo que ahora te parece horrible luego te puede parecer revelador. O al revés. Una obligada e inadecuada lectura en la infancia o adolescencia puede provocar un rechazo por todo lo que sea más de dos párrafos seguidos. ¡Menudo peligro! Mucho más recomendable resulta el picar la curiosidad y proponer opciones y después que cada uno experimente y vaya descubriendo sus gustos lectores.

Yo por mi parte me estoy reconciliando con el señor Eduardo Mendoza gracias a las casualidades de la vida y estoy muy contenta con mi redescubrimiento. Ahora sólo me falta esperar a que llegue mi momento para leer El Quijote. ¿Me llegará?

6 comentarios:

  1. Pues ya es la segunda vez en poco tiempo que leo una buena crítica sobre este libro, así que me lo pongo en los "pendientes".
    Me alegro de que las vacaciones fueran bien, un beso!

    ResponderEliminar
  2. Me ha pasado también en varias ocasiones lo mismo que a ti, he descubierto un libro precioso de algún autor que aborrecía por haber leído una obra suya en un momento poco adecuado. Gracias por la recomendación :) Un abrazo, te sigo leyendo.

    ResponderEliminar
  3. SONIX, ya verás como te gusta. Se lee muy fácil y además transcurre en la Barcelona preolímpica. Seguro que reconoces un montón de sitios. No cuento más porque lo mejor es que la historia te sorprenda.

    JOSÉ R., Gracias por seguirnos! Y por comentar! Me he dado una vueltilla por tu blog y me ha gustado mucho. Nos leemos pues.

    ResponderEliminar
  4. No he tenido ocasion de leerlo pero por lo que dices es divertido y una lectura amena...lo apuntare en la lista de proximos...

    Besos.
    Mar

    Suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
  5. Pues este libro es uno de los que me recomendó Miguelito, pero me lo puso de tan tan divertido, que al leerlo me puse exigente y luego no me pareció para tanto... Ya sabes lo que pasa, cuando te hablan muy muy bien de algo o al revés muy muy mal...
    en fin, que lo tendré que releer!
    Y es verdad, desde luego todo sabe distinto en el relax vacacional!!!
    Qué poco dura lo bueno!

    ResponderEliminar
  6. Pues mira me acabo de dar cuenta que ya os habia visitado jeje...ains si es que son tantos blogs por ver que una pierde esta loca cabeza jeje..

    Me alegro de haber vuelto..asi he visto esas entradas de U2..

    Besos.
    Mar

    ResponderEliminar

Tanto si eres una Lola como si no,
¡déjanos un comentario por favor!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...