Google+

miércoles, 11 de abril de 2012

LA ALEGRÍA MUDA DE MARIO

El 2 de abril fue el Día Internacional del Autismo. Ya se sabe que cuando es necesario poner un día internacional sobre algo es porque ese algo no lo tenemos muy presente ni asimilado. Y deberíamos tenerlo porque forma parte de nuestra vida y de nuestro entorno.

Los trastornos del espectro autista (TEA) son trastornos neurológicos que afectan de por vida a la persona en distintas áreas del desarrollo, en la percepción del medio y de sí misma.

El autismo se manifiesta en alteraciones en tres áreas: alteraciones de las relaciones sociales y de la comunicación y el lenguaje y existencia de un patrón de conductas estereotipadas junto a restricción de intereses.

A mí no es que me haya tocado ningún caso de cerca (al menos no soy consciente de ello) por el que esté especialmente sensibilizada. Mi interés vino por una entrevista que le hicieron a Amaya Áriz, una  mamá con un niño de tres años con esta enfermedad, diagnosticada hace apenas un año. Empezó a escribir en un blog sus experiencias y las dificultades y alegrías por las que tienen que pasar día a día ella, su familia y su hijo Mario debido a su trastorno; el autismo.


Desde el éxito del blog surgió la publicación del libro que resume la experiencia de esta mujer ante las vicisitudes de la vida. Su vicisitud es la de cuidar de un hijo diferente a la mayoría, pero realmente es un relato de superación y de descubrimiento de una realidad y de un mundo que muchas veces no vemos inmersos como estamos en una vida acelerada y cegados por expectativas sociales y económicas autoimpuestas.


Todos los beneficios de la venta de esta edición del libro de Mario van directamente a la Asociación Navarra de Autismo, para financiar los proyectos de terapia e integración de los niños con autismo así como los proyectos de sensibilización y formación de todos los que sientan que el autismo forma parte un poquito de sus vidas.


Narra con una gran sencillez y sentimiento lo que supuso la certeza del diagnóstico, el desconcierto y miedo iniciales, la asimilación de la circunstancia, la agotadora búsqueda de ayudas y terapias adecuadas, el aprendizaje de toda la familia y la comprobación de que la sociedad en la calle juzga comportamientos sin mirar ni reflexionar más allá de una limitada realidad.

Algo que repite e insiste mucho es la falta de información y orientación en estos casos, así como la importancia de un diagnóstico precoz. Lo interesante es que no se queda en el lamento sino que para intentar paliar esta situación hace poco que ha puesto en marcha La Asociación Navarra de Autismo (ANA).

No dejéis de echar un vistazo al blog y si podéis leed el libro. Seguro que la alegría muda de Mario os contagia.

7 comentarios:

  1. Es increíble la cantidad de trastornos y enfermedades no muy conocidos que existen. La verdad es que la capacidad de sufrimiento, aguante y elegrías que te dan los hijos no te la da nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si. La verdad es que historias similares a esta hay a montones y mucho más graves y acuciantes incluso.
      Deberíamos tenerlas siempre presentes para recordar qué es lo verdaderamente importante en la vida.

      Eliminar
  2. Cómo me ha emocionado esta historia!! vaya una madre con mayúsculas
    Me alegro de que hayas vuelto LolaSh, hacía mucho que no te leía...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no me da la vida! Con la de cosas que tengo en mente para postear!
      Ya sabía yo que un alto porcentaje de Lolas iba a sensibilizarse con el tema pero como también es alto el porcentaje que no me lee, pues nada!

      Eliminar
  3. No sabía que ese día fue el día internacional del autismo, gracias por recordármelo aunque ya haya pasado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, hubiera sido ideal haber publicado el post el mismo día pero lo importante es la reflexión.
      Un saludillo!

      Eliminar
  4. Yo tampoco he tenido un caso de autismo en mi entorno que me toque de cerca, pero me interesa mucho el tema desde que hice un trabajo sobre ello en clase, hace ya bastantes años.

    Como bien dices, si se pone un día internacional sobre algo es porque es necesario concienciarnos y estamos todavía en pañales y desinformados.

    ¡Un beso y gracias por toda la información!

    ResponderEliminar

Tanto si eres una Lola como si no,
¡déjanos un comentario por favor!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...