Google+

martes, 4 de septiembre de 2012

¡MUÑECAS A MI EDAD!


 Llevo un tiempo considerando la posibilidad de comenzar con un nuevo hobby. Lo único que me detiene es la falta de tiempo y el dinerito (¡cómo no!).

Se trata del OOAK (One Of A Kind) o lo que es lo mismo, reciclar y convertir un objeto en algo único e irrepetible. Puede ser cualquier cosa; muebles, bisutería, accesorios... pero mi última obsesión son las muñecas.

Quizá la customización más conocida es la de las Barbies. Multitud de diseñadores las han vestido. La propia empresa Mattel ha contribuido al afán coleccionista sacando ediciones limitadas. Y mucha gente las tunea imitando a actrices o a personajes de ficción. Personalmente a la Barbie siempre le he tenido manía. Estéticamente me disgusta. Me parece una señorita demasiado estirada. Cosas mías.

También hay gente que se dedica al Reborn, muñecos que imitan a los recién nacidos. Ahora hay una muestra en el Centro Comercial Itaroa hasta el día 6 de septiembre (para el que viva cerca de Pamplona). Estas imitaciones de la realidad tan, tan, tan verosímiles me dan un poco de miedito. Tampoco son el objeto de mi deseo. Prefiero muñecas que se vea que son muñecas; ni top models ni realidades evidentes.

Hay varias que me gustan pero por la keka que yo suspiro es la Blythe. Son unas muñecas que se crearon en 1972 en EEUU pero no tuvieron mucho éxito porque a las niñas de entonces les asustaba su cabeza desproporcionada y las tuvieron que retirar del mercado. Ahora y desde hace pocos años la empresa japonesa de juguetes Takara, las vuelve a fabricar pero como objeto de coleccionista y a unos precios de escándalo (a mi entender).

Desde algo más de 100 € las más sencillas.
Como Prima Dolly directamente salidas de fábrica.
Pocos accesorios e ideales para customizar.


Algunas de las últimas novedades niponas con muchos más detallitos.
22.050 yenes tienen la culpa. Unos 223 € más gastos de envío, intermediarios o lo que sea.


Blythes ya customizadas de cuyo precio es mejor no hablar.
Éstas son de Pícara en http://www.theroguedolls.com/
Toda una artista OOAK. No hace falta que diga cuánto me gusta.

Si se empieza a mirar un poco por Internet enseguida se puede ver que es todo un mundo de moldes, originales e imitaciones, accesorios, pelucas, vídeos de hazlo tú mismo, de aficionados, de coleccionistas y de artistas. Todo idea asiática. Japón, China y Corea se llevan la palma en estos asuntos. Las fuentes no pillan precisamente cerca, así que aquí ando, pensando en cómo y de qué manera lanzarme a la life in plastic. It's fantastic!

9 comentarios:

  1. Los muñecos esos que parecen bebés me parecen un horror .... Las Blythe me gustan más, pero vamos que no muero yo por las muñecas.
    Mira, en eso no coincidimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si a mí tampoco me han gustado nunca. Eso es lo curioso. Pero éstas me han entrado por el ojo y con la de posibilidades que ofrecen para reconvertirlas en algo personal pues sí que me atraen. Ya veremos luego lo que sale...

      Eliminar
  2. jajajaj, flipo contigo y con la de cosas que tenemos en común....Veamos, nunca me han gustado las barbies, hasta que salieron las ediciones especiales y me he ido haciendo con algunas: Barbie "Los pájaros" "Mary Poppins" "Grace Kelly" (ésta la enseñe en el blog) "Marilyn Monroe" y "My Fair lady". Estas japos que dices me tienen loca, pero son carisimas, asi que sigo con las mia de cine, que las voy comprando poco a poco, buscando bien de segunda mano etc..Aunque tenia un antojo de muñeca gótica ya que no me podía permitir esas y este verano me regalaron una monster high (operetta del Fantasma de la ópera", jajajaja. Por supuesto, mi sueño es tener una de Madonna, y soy malisima con eso de customizar, a ver si se lo pido a alguien de la familia :-) vaya rollo te he soltado, jejeje, un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confieso: Yo también tengo una Monster High (Draculaura), la primera que salió cuando las niñas todavía no se habían vuelto locas con el tema. Soy lo peor!
      Y ahora a ver si me lanzo a la customización. No te creas, me da un poco miedete. Empezaré con alguna muñeca barata de los chinos de al lado.

      Eliminar
    2. jajajaj, a mi también se me ha apsado por la cabeza, pero no me atrevo, ya me contarás!! :-)

      Eliminar
  3. Buah, son preciosas, pero es un hobbie muy caro T_T. Los precios de estas quecas son muy altos T_T. Algún día me compraré alguna :)

    Bisous

    La Biblioteca de la Morgue

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día yo también. De momento haré algún experimento más económico.

      Eliminar
  4. Me encanta tu hobby, aunque al igual que tú, el único inconveniente que veo es el dinero... jajaja!!! ¡Qué pasada de precios! Aunque como es habitual, siempre habrá quien pague esas cantidades gustoso y le sobre el money; a mí, desde luego, me gustaría aprender a customizar muchos objetos yo misma, de echo lo intento con algunos, aparte de más económico, es la satisfacción de decir: "lo he hecho yo con estas manitas".

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego es un precio totalmente desproporcionado. Total, es un trozo de plastiquillo! Así se aseguran un producto para coleccionistas. De todo tiene que haber.

      A mí también me gusta eso de trastear un poco con todo. Debería dedicarme más a las manualidades. Con lo que me gusta!

      Me alegro de leerte otra vez! Entre unas cosas y otras no hemos coincidido por la red. Me encanta que estés de vuelta.

      Eliminar

Tanto si eres una Lola como si no,
¡déjanos un comentario por favor!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...