Google+

martes, 13 de mayo de 2014

¡KAWAII! ¡Qué mono mi Sonny Angel!

Como muy perspicazmente apunta mi queridísima Lolita en su anterior post, mis gustos y aficiones son de lo más variado y aparentemente hasta contradictorios. Solo aparentemente. Con ocho mesecillos justos que tiene mi amorzote y  ya me ha llamado friki sin cortarse un pelo. No me lo tomo a mal, que razón no le falta.

Estos son mis pies con un subidón glam.
 Más subidones en mi Pinterest y en mi Instagram
Cualquiera que me conozca un poco ya sabe de mi gusto por el terror y la sangre en cuestiones literarias y cinéfilas, además de cierta tendencia heavy metal.

El que me conoce en carne y huesitos termina apreciando mis estilismos color block contrastando negro con negro, uñas y labios preferentemente en Rouge Dior 999. Siempre con algún complemento tachuelil o calaveril. Pero todo muy fino y glam. No confundamos. Jamás he ido ni iré por la vida con un bolso ataúd de plástico. Y ahora que lo pienso tampoco con bolso ataúd de piel. Porque no,  no soy gótica, ni siniestra, ni goth chic, ni ningún otro adjetivo calificativo. ¡Qué manía tiene todo el mundo en definirme!

Cada prefectura en Japón tiene su mascota Kawaii. FUENTE: japonpop.com
El asunto es que además de estos detallitos tengo una vena Kawaii cada vez más acentuada. Y es ahí donde mi Lolita se pregunta si no conozco otro color que no sea el rosa. ¡Me encanta el rosa! El rosa palo, el rosa empolvado, el fucsia, el rosa chicle, el vino rosado, las rosas rosas y el rosa bebé.

All Nippon Airways tiene sus aviones decorados con Pokémon

Para los no iniciados en el tema, el término japonés kawaii puede ser traducido como bonito, mono, cuqui o agradable. En Japón más que un adjetivo, es un fenómeno cultural. Se aplica a todo lo imaginable: moda, juguetes, hábitos de vida, estética, para desear buena suerte y simpatizar con alguien.

A los occidentales muchas veces nos chocan cosas que para los japoneses son fundamentales en su convivencia tales como la armonía, evitar el conflicto en sus relaciones sociales, un arraigado sentimiento de comunidad, una gran amabilidad y educación. El concepto Kawaii refuerza esta manera de ser y de relacionarse. ¡Viva el buen rollito!

Pues eso, estaba hablando de mi vena Kawaii. Mi último descubrimiento han sido los muñequitos Sonny Angel. Hay varias series diferentes con trece muñequitos cada una. Vienen en su caja y no sabes cual te va a tocar. Yo ya los quiero toooooodos. Son monisísimos. No pienso parar hasta conseguir algo así. ¡Ja!

De momento este ha sido mi primera adquisición. Pertenece a la Flower series y es Carnation. O sea, de la serie flor, el clavel:
Al principio de la sesión fotográfica estaba todo pudoroso. Se me escondía entre mis margaritas de tela y los geranios del jardín. Pero luego...
¡Fuera vergüenzas! Posando como un profesional. ¡Tiembla Pataky!
Luego resultó que todos los demás colegas de estantería se pusieron celosillos y les tuve que hacer una foto de grupo. Todavía falta algún despistado que se quedó sin salir. Pero es que fue una improvisación.

Foto de familia.
Ahora os explico quién es quién en mi mundo kawaii: Dos muñequitas Kimmidoll, El peluche grande y otras dos figuritas de Charuca, una versión libre del gato de la fortuna japonés, una representación de Pin y Pon (¡Cómo han evolucionado desde mis tiempos!), una minimascotilla Blythe, la reina kawaii: Hello Kitty y una flor original de la factoría Murakami comprada en la mismísima Colette de Paris. Ya se ve en la cabecera del blog lo fan-fan que soy de Takashi Murakami. Murakami el artista. No confundir con el escritor.

Y ya mi sueño total sería una de éstas:

Muñecas Blythe. De coleccionista. Valen un dinerito.
Luego las puedes customizar si tienes maña.





Porque si las quieres comprar customizadas, entonces sí que hay preparar el bolsillo.
Ahora que he confesado mis tendencias otaku y me he quedado a gusto, ya sabéis qué regalarme. Que no os dé apuro. Encontraréis mi e-mail en mi perfil de Google+ para ponernos de acuerdo en el envío.

¡Qué no, qué no es broma!

Este post participa en la fiesta de enlaces #63 del blog Personalización de Blogs.

10 comentarios:

  1. Pues si quieres que te diga la verdad, debo de estar fuera de onda, porque me he perdido a las tres líneas del post, jajajjaa. No estoy nada puesta en estos temas, lo único que si que tiene mi hija es una muñequita de estas que se la trajeron desde Japón, creo (fue un regalo, pero tardó un montón en llegar) y si que se puede costumizar toda, el pelo, los ojos, la ropa.. pero ahí está muerta de asco...
    Besos guapa y gracias por descubrirme nuevos mundos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, aquí cada una tiene su pedrada. La mía es bastante importante. Jajaja!!!
      Pobre japonesita, ahí olvidada. Igual ahora la rescatas del olvido y le das el lugar que se merece en casa.

      Eliminar
  2. Cariño, a otros les da por morder y son mas peligrosos.
    Me gusta el muñequito angelote ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si. Yo no tengo peligro alguno a pesar de mis peculiaridades.
      Y todo con un poquito de glamour. ;P

      Eliminar
  3. Las blythe son una pasada, me encantaría tener una :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, pues si. Lo que pasa que siempre surgen otras cosas. Es un capricho, capricho.

      Eliminar
  4. jajaja, con los años se acentúan las frikadas... No conocía yo tu vena kawaii! Y cómo funciona lo de los sonny angel??? Si te coges otra cajita y te toca otra vez el mismo?
    creo que no lo entiendo muy bien. Me parece que vas a terminar saliendo de tu casa o quizá ocupando el garaje con tanto cuqui-muñeco;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si. Como los cromos. Te fastidias. Aunque debe haber quien los vende sin caja para elegir el que quieras.
      Este es de una tienda nueva que han abierto en Pamplona en la calle Pozo Blanco. Que me cobraron una pasta y luego en Fnac los venden mucho más baratos. Es que nos ha tocado una ciudad cara, no. Carisísima.
      Os voy a tener que preparar una merienda y una visita guiada por mis estanterías. Ja!

      Eliminar
  5. Conocíamos las Blythe y las Kimi Doll, pero no los Sonny Angels. Después dicen que las muñecas son para las niñas!!! Encantadas de conocer tu Blog en esta fiesta de enlaces. Un beso :D

    ResponderEliminar
  6. Hola no conocía de estas muñequitas , pero me gustan ! que chulas ! y la ropa ! participo en la fiesta de enlaces con el rincón de ida .
    saludos !

    ResponderEliminar

Tanto si eres una Lola como si no,
¡déjanos un comentario por favor!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...