Google+

miércoles, 4 de junio de 2014

CAPERUCITA Y OTROS RELATOS VASCOS DE TERROR - Mikel Rodríguez

Si alguien dice que nunca ha comprado un libro por su portada, miente. A mí que no me digan. No hay mayor placer que entrar en una librería sin prisa y sin objetivo concreto a ver qué es lo que te inspira.

Pues este es el caso.

Fue leer CAPERUCITA y TERROR en un mismo título junto con su imagen mirando la señal luminosa del Torreón del monte Igueldo en San Sebastián y pensar, ya está, ya he encontrado lo que estaba buscando sin saberlo.

Porque siempre he pensado que muchos de los cuentos clásicos infantiles son una clara muestra primigenia de lo siniestro. Porque San Sebastián es una de las ciudades más bonitas del mundo. Me atrevo a decirlo incluso sin haberlas visto todas. Porque mis recuerdos infantiles me remiten al misterio y la magia de Igueldo, su funicular y su parque de atracciones que entonces ya me parecía de otra época. Retro o vintage se diría ahora. Porque no hay montaña rusa que supere a su montaña suiza y porque ésa fue mi primera casa del terror y desde entonces no ha disminuido mi fascinación sobre el tema.

Todo esto son inusitadas conexiones mentales y motivaciones muy particulares de cada cual que en la mayoría de los casos nada tienen que ver con el contenido del libro en cuestión. Por eso, una para asegurarse, siempre debe darle la vuelta y leer la contraportada, última y definitiva prueba para ir a pagar a caja y así consumar la compra compulsiva del día.

Voy y leo lo siguiente: (...) Cruce entre el género fantástico-muy particularmente tal y como lo entendió H.P. Lovecraft- y la tradición vasca más truculenta y esotérica. (...). No hay nada más que pensar. Libro comprado.

No me crucé con Caperucita por un pelo. San Sebastián día 3 de diciembre de 2012 en mi Instagram

No sé qué es lo que esperaba encontrar pero ha superado mis expectativas. Ha sido un gran hallazgo.

Son ocho relatos cada cual más sorprendente. Partiendo de personajes y escenarios históricos, el autor desarrolla narraciones fantásticas mezclando mitos y leyendas. Puedes encontrar referencias a los famosísimos mitos de Cthulhú de Lovecraft y a creencias o leyendas del País del Vasco y Navarra que fundamentalmente se han ido trasmitiendo por tradición oral y por eso no son tan conocidas. Uno se sumerge en la lectura y ya no discierne lo histórico y real de lo fantástico y eso es lo mejor. Pero para sacarnos de ese nimbo sobrecogedor de lo sobrenatural tenemos al final de cada relato un glosario de personajes que viene fenomenal en casos de manifiesto analfabetismo histórico como el mío. En más de una ocasión he leído el relato, he leído su glosario y he vuelto a leerlo otra vez. Por gusto. No me podía perder nada.

Cthulhú
Cthulhú
Cthulhú
Cthulhú
Cthulhú
Cthulhú
Cthulhú
Cthulh
Mikel Rodríguez es historiador y se evidencia en lo bien contextualizadas que están las historias en su época. Me encanta leer palabras como aojar, hollar, miasmas o sunturario. Os remito a este foro que me ha parecido muy interesante donde el propio Mikel Rodríguez ha participado. Participa mucho y es muy de agradecer. Incluso en este blog ha hecho sus comentarios. Nadie mejor que él para explicar las cosas:

Existía una literatura oral poblada de monstruos y espantos. Lamias, gizotsos(hombres-lobo), sorgiñak o basajauns (una especie de "pie grande") aterrorizaron a nuestros antepasados las largas noches de invierno. Las eguzkilores (una corona de flores) protegieron los caseríos y a sus moradores de los chupadores de sangre hasta hace cien años. Una serie de ritos mortuorios de lo más diverso –cruces de crisantemos blancos o helechos, rezo de jaculatorias, mortajas, rosarios y crucifijos, enterrar en los cuatro extremos del sepulcro ramas de romero bendecido...– impedían al muerto regresar del más allá como anima erratubac, como fantasma errante o ánima del purgatorio. Las mismas canciones populares advertían contra el mal. Como la balada de Maddi, mujer de día, cierva de noche, muerta por la jauría de su hermano, quien, ignorante de ello, la devora. Alguna de estas canciones, como Goizean Goizik, una historia de necrofilia del XVII, se llevó incluso al cine bajo el título de Amor eterno.

Pero, curiosamente -o no tanto, sería largo de explicar- esta literatura oral no ha generado un literatura escrita de terror.

Hasta ahora.

Y no, no voy a hablar de la Trilogía del Baztán. Que aunque aparezca Mari y un Basajaun no sé si pegan ni juntan con el cúmulo de estereotipos de novela negra aunque queden muy resultones. Que le falta el puntito de calidad del que a menudo carecen los fenómenos de masas dando prioridad a lo que ya se sabe que funciona. Que a mí estos fenómenos de masas me gustan y me entretienen también. Pues ya está. Ya he hablado.

Ahora voy a seguir por donde tendría que haber empezado:

El rollito de las portadas es que me encanta.
Compraros los dos aquí, aquí, y aquí. No me vengáis con que en Jerez no los venden.

PD para Mikel Rodríguez: Esta humilde opinión sobre tu libro ha sido, como todo en este blog, totalmente sincera. Nada de peloteillo. Que aunque yo, como todo bloguero, por un comentario maaato, hay siempre ciertos límites infranqueables. Espero ansiosa tu próxima publicación.

 Editado el 10/06/2014:

Escultura de una Lamia. Mondragón Guipúzcoa. Wikipedia
En uno de los comentarios Mikel R. nos dice que se hizo un corto del que él es el guionista. Rodado en Urdax (Navarra).

lamia.
(Del lat. lamĭa).
1. f. Figura terrorífica de la mitología, con rostro de mujer hermosa y cuerpo de dragón.





LAMIA (LA LEYENDA)

18 comentarios:

  1. Hoy he estado desde las 8 de la mañana en el Tribunal de Selectividad. Ahora abro el ordenador con crujido de huesos y me encuentro esto. ¿Qué puedo decir? Pues sólo que me he emocionado. La razón de la escritura es precisamente esta, lograr que alguien disfrute con nuestras historias. Algo tan antiguo como la Humanidad y tan contemporáneo como Takashi Murakami. Si, además, el comentario procede de alguien tan brillante y sensible como la bloguera (de la que aceptaría con gusto también un varapalo por eso de "Más vale la repulsa del sabio que el aplauso del necio") ya no sé qué decir. Y es algo que no me pasa a menudo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! Si. ¡Pobres chiquillos! ¡Qué nervios se pasan!

      Pues mira, las cosas como son. Me lo he pasado genial con tus relatos. Y además he disfrutado leyendo algo bien escrito. Y cuando esas cosas ocurren hay que contarlas.

      Por otra parte aquí crónicas negativas no vas a encontrar. Como no sea algún desahogo personal que a nadie le importa. Lo chungo, feo, mal hecho o escrito y carente de glamour no merece ser publicitado. Además que oye, cada uno tiene sus gustos y lo que a mí me parece horrible puede que sea lo más para otro.

      Así que nada, si te he conseguido algún lector más me quedo más que contenta.

      Eliminar
    2. Pues puedes estar contenta: "Caperucita" ha adelantado más de 80.000 puestos en Amazon y hoy está en el nº1.307 de los libros más vendidos, cuando antes de tus comentarios estaba a punto de salir de la lista. Y es que ¡Las Lolas Glam marca tendencia!

      Pero el que está encantado soy yo por haber encontrado una lectora a la que el libro ha gustado. La competencia que suponían tus otras lecturas "caóticas" me hacía temer que el mío iba a quedar en muy mal lugar (merecido mal lugar, por otro lado, ya que los competidores eran de 1ª división).

      Estoy tan feliz que por un momento olvidé que 130 exámenes de Geografía me esperan sobre el escritorio, dispuestos a hacer inolvidable mi fin de semana.

      Eliminar
    3. ¡Vaya! Pues sí que lo estoy. Que es muy loable tu apuesta por la utilización de las bibliotecas pero las ventas, son las ventas que uno no vive del aire. Jajaja!

      Deberías abrirte un blog para contar tus cosillas. Sería muy interesante y te serviría de promoción para tus trabajos. No hay que menospreciar el poder de las redes sociales, de los blogs y de internet. Aunque nosotros no hayamos nacido con un teclado bajo el brazo hay que intentar estar a la última.

      Eliminar
    4. No, si yo no menosprecio el poder de las redes. ¡Es que vivo en el siglo XIX! Soy un tecnófobo total, incapacitado para todo lo que tiene que ver con las redes informáticas. Puedo hacer un curso sobre creación de páginas web o blogs... que a partir del día siguiente, no me acordaré de nada. Viene a ser un problema similar al de quien no recuerda los chistes o las letras de las canciones, algo que no funciona en el lado izquierdo de mi cerebro. Por eso los que domináis esas modernas tecnologías del demonio tenéis toda mi admiración. Yo soy, como el escritor de Laura, de Otto Preminguer, de los que aún escriben "con pluma de ganso untada en veneno".

      Eliminar
  2. Siempre me han interesado los cuentos. De pequeña los leía una y otra vez, y de mayor me interesan sobre todo por ese trasfondo.. ese "algo" que parecen esconder. No conocía estos libros y los apunto.. (aunque me he prometido no comprar libros en un tiempo porque no puede ser). Me parecen muy interesante.
    Por otro lado, de los del Baztan he leído el primero, y aunque me gustó y tal, bueno.. me faltó algo y me pareció quizá demasiado predecible.
    Un besito, y gracias por la recomendación! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo te entiendo con eso de voy a parar de comprar libros! Yo me lo he dicho muchas veces y total que al final vuelvo a caer. Una es muy mitómana y fetichista con las buenas ediciones. Tienen que ser mías, mías y de nadie más.
      Para este problemilla, lo que apunta Mikel más abajo: Bibliotecas públicas. Este es un recurso que a mí se me olvida muchas veces.

      Eliminar
  3. Anda que no he estado veces en esas escaleras. Sin duda el Parque del Igueldo o el deambular por el Urgul es una experiencia mágica. Me apunto el libro, tanto el tema como esa mención al vocabulario me atraen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si. Es que Donosti es especial.
      Conociendo tus gustos literarios yo creo que con este libro aciertas. Jejeje!!!

      Eliminar
  4. Para el certamen "Navarra de Cine" intentamos acercar el espíritu de esta antología al Séptimo Arte. De ahí salió el corto "Lamia. La leyenda" que podéis visionar aquí:
    https://upnatv.unavarra.es/arte/lamia-la-leyenda
    Hubiéramos preferido hacer una historia de época pero creo que, sin contar apenas con presupuesto, quedó más que digna esta referencia a uno de nuestros monstruos más atávicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por fin he conseguido un poco de tiempo para ver el corto!
      La verdad que he pasado miedito... si, si. Está muy conseguido la verdad. Aunque si he de ser sincera, la actuación del chico está pelín forzada. No todo van a ser loas y alabanzas. Jejeje!!!

      Eliminar
    2. Al corto se le nota que, por falta de presupuesto, hubo que rodar en un fin de semana y faltaron, como dices, segundas o terceras tomas para pulir las actuaciones y la fotografía. Estoy de acuerdo: Ander Pardo está peor que Leyre Berrocal. Y eso que Ander ha actuado incluso en pelis como "Open graves", con la legendaria Eliza Dushku, una de las "reinas del grito" del cine norteamericano. Pero, a mi entender, Leire está que se sale (lo que no es de extrañar, ha sido protagonista en films con Javier Bardem). En cualquier caso, señalar que Ander hizo los dibujos sobre el auto de fe que, a mi entender, son espléndidos. Nuestra intención era ofrecer una nueva “vuelta de tuerca” al subgénero de turistas en apuros, cuyo exponente reciente más exitoso serían las tres entregas de «Hostel». Y hacerlo entroncándolo con la mitología del norte de Navarra, renovando el plantel clásico de monstruos cinematográficos con otros extraídos de nuestra tradición, en concreto, la lamia (como no quiero aburrir a nadie, no haré reflexiones sobre este monstruo, que probablemente procede de la Lilitu mesopotámica, la Lilith bíblica, la primera mujer, anterior a Eva y creada por Dios a su imagen y semejanza, que fue expulsada al inframundo por no aceptar su papel de sumisión y sale de él para vengarse) y aúnarlo con elementos de comedia basados en los tópicos sobre los roles masculinos y femeninos. Claro, esa la intención. Luego quizá solo salió un 50% de lo que queríamos.

      Eliminar
  5. Ostras!!! No lo conocía, y desde luego, yo veo esa edición en la librería y no la dejo escapar, me lo llevo anotado, of course!! Oye, yo también tengo IG (allí soy mrshemingway76), a ver si te busco ahora cuando acabe con el pc. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah!! Rompo una lanza por Baztán, por muy mediático que sea, es una saga original y diferente, a mi me gusta muchooooo :-P

      Eliminar
    2. No, si yo ya he dicho también que me gustó. Es muy entretenida. Pero tiene las obviedades del género.

      ¿Te refieres a Google+? Te he buscado con +mrshemingway76 y no te encuentro.

      Eliminar
  6. La portada ya es para llevárselo sin más (si, yo también caigo con las portada bonitas). Los relatos no me van mucho, pero tal y como lo cuentas creo que me podrían gustar, y estoy con Meg, yo también rompo una lanza a favor de la trilogía del Baztan :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si. Yo también leo mucho más novela. Pero de vez en cuando viene bien variar. Hay cosas estupendas en todos los géneros.

      Va a ser que no me he explicado bien con lo de Dolores Redondo. Si en cuanto salga la tercera parte me voy a tirar a por ella como una loca. ¡Claaaro! Eso no quita para que le encuentre sus peros.

      Eliminar
  7. De las portadas, reconocer que el mérito no es mío, sino del editor, Martin Anso, hombre de conocimientos enciclopédicos, que le dio mil vueltas hasta encontrar dos imágenes complementarias e impactantes. Lo cierto es que San Sebastián presenta muchas opciones. Personalmente me quedo con "El cementerio de los ingleses", enclave donde se refugiaría cualquier ser sin alma.

    La verdad es que, aunque Dolores Redondo y yo coincidimos en colocar nuestros argumentos en el Baztan, piendo que aquí acaban las similitudes. En ventas no hay ninguna (desgraciadamente para mí) aunque mi editorial se conforma con mis parcos resultados. Respecto a la temática, ella entraría en la novela negra con tintes fantásticos mientras que, en mi caso, los relatos son históricos-de terror.

    Como mi objetivo no es vender libros, sino que me lean, y los tiempos de crisis no dan para muchos extras, señalar que la mejor opción me parece sacarlos de una biblioteca (como préstamo, por supuesto, no quiero que se me acuse de "incitación al hurto"). En Navarra y la Comunidad Autónoma del País Vasco es fácil conseguirlos. "Sacamantecas" está en la Biblioteca de Navarra (Pamplona), Ansoain y Bera. Dentro de la CAPV, en Legutio, Vitoria (bibliotecas El Pilar, Jubimendi y Aldabe) Abadiño, Basauri, Durango, Elorrio, Gatika, Getxo, Igorre, Leioa, Lemoa, Loiu, Maruri, Mundaka, Zaratamo, Anoeta, Eibar, Hernani, Hondarribia, Ibarra, Legazpi, Lezo, Pasaia, Renteria, Urbieta, Zaldibia, Zarautz, Zizurkil y Zumaia. "Caperucita" se puede conseguir en PNA La Milagrosa (Pamplona), Artica, Ansoain, Aoiz y Etxarri.También en Vitoria (Bibliotecas de El Pilar y Hegoalde), Elorrio Gernika, Getxo, Igorre, Maruri, Azkoitia, Eibar, Hernani, Legazpi, Lezo, Pasaia, Zumarraga... Entiendo que el préstamo interbibliotecario funciona bien y que no debiera haber problema para que la antología llegase a una biblioteca de Barbate o Murcia.

    ResponderEliminar

Tanto si eres una Lola como si no,
¡déjanos un comentario por favor!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...