Google+

viernes, 9 de septiembre de 2011

GUERRILLEROS DEL GANCHILLO ATACAN EL MONUMENTO AL ENCIERRO DE PAMPLONA


Es ya de conocimiento popular que existe una moda que se está extendiendo por varias ciudades del mundo que se trata de cubrir con tejido de ganchillo de colores elementos del mobiliario urbano. GUERRILLEROS DEL GANCHILLO O GUERRILLA KNITTING se hacen llamar. A la artista estadounidense Magda Sayeg se le ocurrió esta idea de abrigar con lana fríos lugares de nuestras ciudades.

No le busca ningún sentido especial a sus composiciones: «Se trata de hacer sonreír a la gente y sacar el arte de las galerías para que todos puedan apreciarlo. Me encanta cuando un cartero, que ha pasado por la misma señal de stop cada día, de repente la vea revestida de punto y envíe un email diciendo lo maravilloso que es», declaró en «The Guardian».

Cuando los «guerrilleros» salen a las calles en busca del lugar idóneo en el que plasmar su arte, se identifica el objeto a recubrir con lana. Se toman las medidas apropiadas y, ya en casa, se lleva a cabo la confección de la prenda. En otras ocasiones, se lleva la tela y se reviste el objetivo haciendo punto ‘in situ’.
Algunas de estas piezas, que pueden durar años a la intemperie, son retiradas de su lugar por personas que lo consideran una ofensa. Otras han llegado a aparecer en subastas en Internet.LA RAZÓN.ES

¿Arte reivindicativa cual grafiti? ¿Gamberrada? ¿Divertimento? ¿Llamada de atención sobre lugares de la ciudad que pasan desapercibidos?


Este último no es el caso de Pamplona porque el monumento al encierro es un lugar de muchísima afluencia turística. Todo turista que se precie se saca una foto ahí. Se sacan la foto tanto desde el suelo como subidos a la propia escultura. De hecho ésto ha sido objeto de polémica estos últimos días porque hubo un "corneado" por el monumento. ¡Sí, sí! Un jovenzuelo francés que andaba de peregrinación con esto de las Juventudes del Papa, se resbaló y se clavó uno de los cuernos de los toros de bronce. Y no siendo suficiente lo absurdo de la situación, su amigo al impresionarse por la sangre, se desmayó y se cayó de la escultura abajo. Y ambos para el hospital, claro.

Lo grave del asunto es que luego surgió el debate sobre si se iban a tomar medidas de seguridad con respecto al conjunto escultórico. Yo no doy crédito, oiga. Más valdría un poco de educación y comportamiento cívico. ¿Qué es eso de subirse a una escultura como si de un columpio se tratara? ¿Si me subo a una farola y me tiro, el ayuntamiento tiene la culpa? Bueno, pues eso, que no salgo de mi asombro con la falta de educación, la falta de respeto hacia una obra artística y el borreguismo cívico que se gastan más de cuatro.

¿Qué les enseñan estos padres a sus niños?

Poca cosa porque los adultos son los primeros en subirse

Aunque me he salido del tema, lo tenía que contar para demostrar que este lugar más bien parece un parque temático y el objetivo de forrar los cuernos con crochet espero que no haya sido para fomentar un nuevo deporte que se podría bautizar como escalada escultural.
Tambien hay que decir que poco impacto ha podido tener porque tan pronto como aparecieron las lanas la mañana del miércoles 7 de septiembre, desaparecieron.

12 comentarios:

  1. No tenía ni idea de lo de esta moda. Es, cuanto menos, curioso.

    Y el monumento ese tampoco lo recuerdo de Pamplona. Auque hace ocho o nueve años que no voy por allí. ¿Es nuevo? porque antes sí que solía ir a San Fermines y de conciertos, aunque, claro, tampoco me fijaba mucho ;D

    ResponderEliminar
  2. A mi me encanta!!! Me parece muy original, creativo y artístico...

    y para nada una gamberrada...

    ResponderEliminar
  3. No lo habrás hecho tú, Bea?

    Lo que no es cívico es que tengan afilados los pitones del morlaco, pobres gabachines de Dios.

    Había visto la noticia en la tele, pero no sabía que existiera este movimiento de la "calceta".

    Deberían hacer un monumento al guiri mamao, por ser lo más representativo de Pamplona en "sanfermines".

    Hablando de lo taurino... voy a ver que tal se le dio a José Tomás ayer en mi ciudad.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Yo no he tenido nada que ver... lo juro...

    Lo de la calceta no es lo mío :)

    ResponderEliminar
  5. Alucino!!

    Si me encuentro algo abrigadito prometo hacer fotos ;)

    ResponderEliminar
  6. Pues, hombre, si lo consideramos vandalismo, desde luego es bastante inofensivo, teniendo en cuenta que podrían hacer pintadas y cosas que dañen de verdad el mobiliario urbano.

    Lo de subirse a las esculturas me parece horrible, donde vivo hay un parque genial con réplicas de monumentos y la gente se sube, como si estuvieran en el sofá de su casa... Luego se quejarán cuando cobren entrada, pero jolín, es que lo están destrozando, parece que hay que pagar para que se cuiden las cosas.

    Pero eso, lo de adornar con ganchillo la ciudad me parece encantador, no sé. No hace daño, no molesta especialmente y se puede quitar.

    Pero eso sí, si te subes a una escultura y te caes, es culpa tuya: no haber subido. He dicho.

    Por cierto, que acabo de ver la araña, ¡qué susto me ha dado! Me ha dado una grimita...

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  7. Alcorze, el monumento es una ampliación de una escultura de Rafael Huerta que ya había desde 1994 en la misma Avda. Roncesvalles. Se inauguró el 21 de abril de 2007.
    Vas a tener que darte otra vuelta sanferminera por aquí que te estás quedando obsoleto! Ji, ji!!

    Bea, pues sí, a mi también me gusta. Pena que lo hayan quitado tan pronto!

    Daviblio, aunque parezca mentira, los pitones de la escultura terminan en redondito. Yo sí que los iba a afilar más...
    Siento contradecirte pero lo más representativo de Pamplona en Sanfermines no es el "guiri mamao", aunque los medios quieran vender así la fiesta. Las juventudes guiris aburridas en sus países, vayan donde vayan se cuecen indecentemente. Algo saben de eso en Salou, o en Lloret de Mar. San Fermín es mucho más que eso!

    Pilar, estáte atenta que el ganchillo surge donde menos te lo esperas.

    Lady Bohème, lo que dices, mientras que no se estropee la ciudad y no moleste, está fenomenal. Prefiero calceta en las esculturas que ciudadanos incívicos reptando por monumentos. Clarísimamente!!!

    ResponderEliminar
  8. En mi opinión considero el acto un acto creativo sin la mayor importancia máxime cuando la moda en relación con todo tipo de monumentos de bronce es mutilarlos para vender el metal.

    Salud y Amistad

    ResponderEliminar
  9. El Chouan, calla, calla!! No des ideas que me veo sin escultura en menos que canta un gallo!

    ResponderEliminar
  10. Me gusta esa iniciativa de calceta. Y respecto a la educación infantil, poco puede pedirse a unos niños cuyos padres son más cafres si cabe.

    ResponderEliminar
  11. Sergio, es que cada vez que paso por ahí, y paso mucho, me hierve la sangre. Pero es que no hay educación. Por supuesto que los niños no tienen la culpa, ellos imitan lo que ven de los mayores.

    ResponderEliminar
  12. Buenos días Lolas!

    No os animais a tomar parte en la iniciativa tejeril de pamplona? Seguro que vuestras ideas serán bienvenidas en el grupo.

    ResponderEliminar

Tanto si eres una Lola como si no,
¡déjanos un comentario por favor!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...